¿ A que hora invito a mi boda ?

Muchas parejas prefieren citar a sus invitados con media o una hora antes para asegurarse que todos estén en la ceremonia, pero ¿cuál es la implicación de esta estrategia?

Como mujer puedo comprender que quieran que todos sus invitados estén en la parte más importante de ese día que en definitiva es la ceremonia, sea civil, religiosa o espiritual, es la parte central de la celebración, pero como Wedding Planner tengo que ponerte en perspectiva de qué pasa cuando invitas mucho antes del inicio de tu celebración:

– En primera instancia las ceremonias no empiezan a la hora en punto, siempre hay pequeños retrasos, mientras todos llegan a su posición, empieza la música y llegan los contrayentes… es natural.

– Si citas a tus invitados media o una hora antes, lo que pasará es que al menos un 30% de tus invitados llegará en punto y si en realidad los servicios de registro, Valet Parking y gestión de entrada comienzan más tarde, pues tus invitados puntuales no tendrán acceso a las instalaciones o llegarán y verán que no esta listo, muy probablemente pensarán que la organización de la boda no ha estado bien y que están teniendo problemas.

– Tus invitados puntuales logran tener acceso, y media hora después (o más) pueden tomar asiento o le ofrecen algo de tomar, después de estar de pie y sin información por mucho tiempo… se sentará pacientemente a “ver a que horas empieza”

– Mientras tanto, empiezan a llegar tus invitados poco puntuales y el lugar empieza a abarrotarse, de hecho es lo que buscaban que “llegaran todos”, pero no incluyeron sillas para todos, así que muchos se quedarán de pie, otros buscarán cualquier lugar para recargarse, los tacones harán estragos y tus invitados comenzarán a molestarse.

– Si se demoró un poco tu boda -digamos 20 minuto- se suman a la espera de tus invitados. Tus invitados puntuales ya llevan una hora esperando, y los poco puntuales casi media hora, si son afortunados y ustedes lo consideraron, tendrán algo que tomar antes de la ceremonia.  Sino será esperar con la garganta seca.

– Empieza tu ceremonia ¡al fin! Tus invitados pensarán que algo malo paso, pero bueno, ya al empezar la ceremonia ¡esta todo bien!.  Una hora más de ceremonia.

– Al terminar tu ceremonia, tus invitados puntuales están cansados, sedientos y hambrientos… ya llevan dos horas y media en tu boda, esperan que hayan contemplado bocadillos y bebidas para el Coctel, mientras tus invitados poco puntuales llevan parados más de hora y media y solo quieren sentarse y descansar…

Este breve panorama es lo que pasa las primeras dos horas de tu boda, todos tus invitados hacen lo mejor que pueden para llegar a tu boda a celebrar con ustedes, pero hacerles llegar desde antes y no contemplar sus necesidades además de rudo, es muy molesto para tus invitados, sobre todo para las personas mayores y las invitadas que acuden en tacones.

Invitar en punto además de ser lo más apegado al protocolo de bodas, realmente “premia” a los invitados puntuales y puedes estar seguro que quienes llegarán serán las personas que realmente están más comprometidas con ustedes y con su relación.

Toma en cuenta esto, antes de decidir el horario de tu boda y más aún cuando estés haciendo el cronograma con tus proveedores para que tus invitados estén atendidos desde que llegan y asegurar una experiencia placentera para todos desde el inicio.

¡Feliz planeación!

firmaDC

0 Comments
Previous Post
Next Post