Las 10 peores cosas que te pueden pasar como invitado en una boda

 

invitados_aburridos_01

Una boda es un acotecimiento muy complejo, ¡hasta para una que se dedica a organizarlas!.   Ese día se manejan muchas emociones y expectativas por ser un acontecimiento único;  así es como a muchas parejas, por manejar esas emociones y organizar una fiesta para un par de cientos de personas al mismo tiempo, pierden fácilmente el control y la visión de cómo tratar a sus invitados.

Y me darás la razón ahora que estás planeando tu boda, es muy fácil perderse en los detalles… Así que, por eso, recopile una lista,  de las situaciones que los invitados más odian de una boda,  tal vez te acordarás de alguna anecdota o dos… pero realmente espero que esta recopilación te ayude a poner las cosas en perspectiva para tu propia boda.
Así el Top Diez está conformado por:

invitados_aburridos_02

  1. Que te inviten a última hora:  cuando te llega una invitación faltando 2 semanas para la boda, no sabes cómo sentirte y mucho menos cómo actuar porque o en realidad fue una boda relámpago o eres ¡el que sigue en la lista después de una cancelación!   Por favor, no lo hagas, contempla a tus invitados de corazón y si tienes muchas cancelaciones, ni modo, será una boda más chica, pero invitar a gente sólo porque otras han cancelado además de ser una falta de cortesía,  hace sentir muy mal al invitado.
  2. Que te inviten con tiempo pero que no te entreguen la invitación: otro lamentable clásico de nuestra vida contemporánea, te invitan desde hace meses, pero nada que llega la invitación, así que no sabes dónde será ni a qué hora: así no puedes planear cómo te vas a vestir: si llevar tu traje o tu guayabera a la tintorería, si tendrás que buscar un vestido corto o un traje de noche.  Cumple la programación de entrega de tus invitaciones, es algo laborioso, pero es algo que hablará muy bien de tu evento y tus invitados te lo agradecerán.
  3. Croquis deficientes en las invitaciones o falta de señalización: nunca falta, que ves a última hora el croquis del lugar de la boda y no hay quién lo entienda!… tal vez nunca se tomaron la molestia de seguir un día el croquis para ver si era 100% entendible para todos los invitados.  Los clásicos avisos en las intersecciones confusas son un gran alivio, no tienes que colocar “BODA DE JUAN Y ANA” con que coloques avisos con el mismo monograma de tu invitación, será suficiente para que tus invitados lo reconozcan.
  4. Que nadie les diga qué hacer al llegar:  Lo peor de llegar a un lugar es sentir que no te están esperando, ya ni hablar de alguien que te diga que es el lugar correcto, de que hay valet parking o de que tienes que estacionar tu mismo tu coche.  Tener a alguién que reciba a tus  invitados es un gesto mínimo de cortesía.
  5. Que llegues y nada esté listo:  3 horas arreglándote, 1 hora en el coche cuidándote de que no se te arrugue el vestido y cuando llegas: las sillas están todavía sobre las mesas, los meseros en pants o la iglesia vacia: todo porque pensaron que los invitados serían impuntuales y colocaron en la invitación una hora antes la celebración.  Es de muy mala educación llegar tarde a una Boda, pero llegar a tiempo y que nada esté listo es mucho más rudo y desconsiderado para con tus invitados, coloca la hora real de cada actividad en las invitaciones.
  6. ¡Algo de tomar por favor!:  de tanto que te apuraste para llegar a tiempo, olvidaste tomar agua en tu casa, llegas a la ceremonia, luego a los abrazos y las fotos y ya después de una hora y media ¡desesperadamente quieres algo de beber!Tener una linda mesa con bebidas frescas a la entrada de tu recepción es una muy buena bienvenida para tus invitados y será muy bien apreciada, sobre todo si tu boda es de día.
  7. Que te sienten con desconocidos: es la duda que ronda cada vez que entras a una boda ¿con quién me sentarán?, nada más cortante que compartir la mesa con gente que no conoces y que cada quien se clave en su conversación.  Si no tienes más remedio, y tienes que sentar a varias personas que no se conocen en la misma mesa,  lo mejor es que  Ustedes o sus padres, pasen un rato con ellos al inicio de la fiesta, para que los presenten y les ayuden a romper el hielo!
  8. La mesa al lado de las bocinas: de las 35 mesas que hay en el lugar, te toco la que tiene la bocinota al lado: “a ver cuánto resisto” piensas resignado.   Cuando tu banquetero diseñe el montaje de tu evento, envía el croquis del lugar a tu DJ o Grupo Musical, para que te digan dónde irán sus bocinas, así pueden redistribuir las mesas para que todos esten cómodos.
  9. No saber que pasará luego: te sientas en tu mesa, empiezas a conversar, pero después de 20 minutos piensas: ¿qué haré iré a felicitar a los novios o será que ya van a servir la comida?  Si colocas  en cada mesa un pequeño programa de las actividades será un muy bonito detalle para informar de todas las actividades y tiempos aproximados que tendrás en tu boda, no se trata de alardear, pero si esperas que todos se queden a disfrutar de todo lo que preparaste para tu boda.  
  10. Que la comida llegue fria y tus bebidas no lleguen: lamentablemente la queja más común, el que te hagan esperar, ya te imaginarás lo que pasa por la cabeza de tus invitados y lo peor es que ¡nunca se les va a olvidar!.  Esto pasa generalmente porque la cocina está ubicada muy lejos de las mesas y las estaciones de bar no están bien distribuidas alrededor del lugar. Reúnete con tu banquetero para estudiar como quedará el layout del lugar, contemplando la cocina, las estaciones de bar, bocinas, pista de baile, acceso a los baños y que queden pasillos de servicio suficientes para que el servicio sea ágil en tu boda.
invitados_aburridos_03
 
¡Como ves nada que no puedas subsanar con una cuidada planeación!…   🙂  éxitos
firmaDC
3 Comments
Previous Post
Next Post