Prepárate para estas 4 complicaciones más comunes en las bodas

Nunca sabrás lo que es planear una boda, ¡hasta que te toque!

En realidad, planear un evento de tal magnitud (aunque tengas 50 asistentes) requiere de mucho esfuerzo, dedicación y cuidado a los detalles, desde que elijes la fecha, hasta que el día del evento, no perder el control sin estresarte es la apuesta máxima cuando organizas tu boda.

Pero uno de los “elementos” de la boda sobre el cual tienes poco o ningún control es sobre la reacción de tus invitados, el cómo se comportarán desde que se enteraron de tu boda, hasta ese mismo día.

Después de 12 años ayudando a novios a no estresarse por estos asuntos y apoyándolos con la gestión de sus invitados, podemos compartirte 4 de las complicaciones más comunes y cómo hacerle frente de la mejor manera:

complicaciones_01

Complicación #1: Invitados que quieren invitar a otros

 

Algo más común de lo deseado, envías tus invitaciones y de repente empiezan a hablarte para pedirte más “boletos”, en algunos casos hasta te quieren persuadir con un “es que sólo llego un boleto”.   Organizar tu boda y apegarte a tu presupuesto es una tarea compleja y debes mantenerte firme para que no se salga de
tus manos.  La palabra final de cuantas personas pueden asistir la tiene la invitación.

complicaciones_02

Si en la invitación dice un número exacto, no esta bien, que te pidan un lugar más, las únicas excepciones son cuando en la invitación colocas la frase “…y familia” la cual es muy ambigua y puede quedar a interpretación de quien recibió la invitación, pero en general debes saber que no es tu obligación invitar a los novi@s de tu familia y amigos,  es una situación muy conocida que parejas que se casan e invitan a sus amigos y a sus novi@s a la boda y luego que terminan, se quedan con un montón de fotos con personas que ni siquiera conocen!

Las únicas personas que, según el protocolo deben ser contempladas cuando invitas a una persona son: espos@s,  parejas que viven juntos, parejas comprometidas públicamente -aunque no vivan juntas-

Si estás en esta situación, cuando te contacten para pedirte “un boleto más” coméntales que tu y tu pareja están planeando una boda íntima, con familiares y amigos muy allegados, y que es muy importante que esa persona asista, pero no es posible invitar a alguien más.  La firmeza y las buenas maneras son tus aliados en estos casos.

 

Complicación #2: Tus invitados no confirman

complicaciones_03Ya falta menos de un mes para tu boda, y todavía no tienes un número final de invitados y tienes encima a todos tus proveedores para cerrar los detalles de la boda.

Lamentablemente aunque las siglas en francés RSVP estén presentes en tu invitación, no es una garantía que tus invitados confirmen o lo hagan a tiempo, nuestra recomendación es que, tu, tu pareja, y sus padres hablen a los invitados para confirmar su asistencia, si se puede unas 5 semanas antes de la boda, así podrán tener una mayor certeza y cerrar sin problemas los detalles finales de la boda con sus proveedores.

Complicación # 3: Los invitados asumen que pueden llevar a sus hijos

 
Esta es una decisión que tu y tu pareja deben tomar en una etapa muy temprana de la planeación de la boda, para comunicarla a tiempo a sus familiares y amigos.  Muchas personas pueden sentirse ofendidas si no incluyen a sus hijos, pero en realidad una boda es un evento para adultos y se trata de que todos estén felices y disfruten un momento plácido.  En este caso es totalmente permitido y apreciado, que coloques la complicaciones_04 leyenda “no niños” o “solo adultos” en las invitaciones, además de dejarlo muy claro al momento de confirmar a los invitados.
 Si por el contrario deciden tener niños en la boda, ten en cuenta que debes tener espacio y actividades para que ellos no se aburran y la pasen mal.  Trata de no hacer excepciones, o invitas a todos los niños o a ninguno, hacer excepciones puede ser incluso más ofensivo para algunas de estas parejas.

 

 

Complicación #4: Invitados que no confirmaron que aparecen en la boda

 
complicaciones_05No importa cuan controlado lleves todo en tu boda, ni cuantas precauciones hayas tomado, lo mejor para tu paz mental es pensar en un plan B por si aparecen invitados que no confirmaron – o que incluso no invitaste- y se aparecen como si nada en tu boda.
Y realmente este plan B es: respira profundo y pregúntale a tu banquetero o wedding planner si es posible poner puestos extras en alguna mesa.  Ya en este punto, sería en cualquier mesa donde se tenga suficiente espacio para albergarlos, definitivamente se van a dar cuenta que estuvo mal no confirmar.
Espero que estos consejos te sirvan para tener una mejor perspectiva de cómo manejar a tus invitados en la boda,  como tomar precauciones y hacernos cargo de la situación puede ayudarnos a evitar males mayores en ese gran día!…
¡Felíz planeación!

firmaDC

0 Comments
Previous Post
Next Post