Consejos para casarte por segunda vez: Di sí a tu segunda boda

“Las segundas oportunidades son mejores y definitivas”
Ma. Lucía Fernández

Casarte por segunda vez, además de toda la carga emocional puede llevarte a repensar la idea del matrimonio.  Pero algo es cierto:  No importa qué haya pasado antes en tu vida o en su vida… lo importante es que se encontraron y de eso se trata justamente el matrimonio: unirse, acompañarse, formar una nueva familia y hacer crecer su amor juntos.

Si les nace celebrar su unión eso es ¡maravilloso! y tienen que hacerlo… celebrar una boda no es sólo tener una “fiesta” es elevar su compromiso y hacer parte de el a las personas que más quieren y que han sido parte de este proceso.

Hemos tenido la dicha de apoyar a varias parejas a celebrar este hermoso regalo de las segundas oportunidades y te compartimos las mismas ideas y recomendaciones que les platicamos a ellos el primer día que nos reunimos:

1.- ¡Celebren!:  es una bendición iniciar una familia y elevar su compromiso, platiquen abiertamente de lo que quieren y desean, no se auto censuren, qué les gustaría hacer, en dónde, quienes quisieran que estuvieran allí, es su día y su celebración.

2.- Olvida el protocolo:  Ciertamente en muchas ocasiones el protocolo facilita interacciones pero en otras las obstaculiza. Permítanse vivir esta nueva experiencia sin la sombra de que ya tuvieron otra boda… Esta persona que está hoy leyendo esto, no fue la misma que tuvo aquella boda, así que prepárate para pensar e idear una celebración única, busca ayuda en cada etapa del proceso y diviértanse.

3.- Piensen en sus ceremonias:  ¿será sólo un matrimonio civil?! o también ¿quieren una bendición o unión religiosa?, lo más emocionante y central de todas las bodas es precisamente las ceremonias.  Preparen sus documentos y todo lo que tiene que ver con el matrimonio civil y busquen opciones religiosas o espirituales para hacer mucho más especial y significativa su unión.

4.- ¿Tienen hijos? que participen:  Sabemos que esta es la parte más delicada para ustedes, si tienen hijos de sus pasadas relaciones, es bueno platicar juntos sobre la boda, involucrarlos, platicar sus ideas sobre su unión y hacerlos participar.

5.- ¿Qué tan grande quieren su boda?:   Una boda íntima, una gran fiesta o una boda destino en un lugar hermoso, las opciones son tantas como ustedes se las permitan, consideren estas opciones como se sientan cómodos, no se sientan obligados a “hacer algo pequeño” solamente porque es la segunda boda, al contrario, considera a quienes realmente quieres ese día y qué deseas vivir para iniciar esta nueva etapa en sus vidas.

Es hora de que empiecen a planear esta hermosa celebración y a honrar su camino y las bendiciones que han recibido y qué están por recibir… ¡felíz planeación!

Leave a Comment